paises

Los países aún no pueden ponerse de acuerdo sobre la actualización de las normas impositivas de grupos multinacionales, dice un funcionario de la OCDE

Por Julie Martin , MNE Tax

Según 137 Pascal Saint-Amans, Centro de Política y Administración Tributaria de la OCDE, los 137 países que conforman el “Marco inclusivo sobre BEPS” están teniendo dificultades para llegar a un acuerdo sobre una actualización de las reglas globales para la asignación de ganancias de grupos multinacionales entre las naciones. Saint-Amans advirtió que las EMN estadounidenses podrían verse perjudicadas si los países no pueden ponerse de acuerdo.

Hablando en una conferencia del Centro de Política Fiscal el 21 de mayo, celebrada a través de Zoom, Saint-Amans sugirió que Estados Unidos tiene cierta responsabilidad por la falta de acuerdo. Estados Unidos ha estado “enviando mensajes contradictorios en el pilar uno”, dijo Saint-Amans, y muchos países encuentran las últimas propuestas de Estados Unidos para el pilar uno “difíciles de aceptar”.

La OCDE basó su enfoque unificado para el pilar uno en las propuestas de Estados Unidos y buscó un acuerdo mundial sobre ese plan. Sin embargo, en diciembre pasado, después de que el plan parecía ganar algo de fuerza, los funcionarios estadounidenses anunciaron que solo apoyaría un acuerdo fiscal global si el primer pilar se redactaba como un “puerto seguro”. Además, los funcionarios estadounidenses dijeron que, a diferencia del enfoque unificado, la reforma también debería extenderse a las empresas que no están orientadas al consumidor. Posteriormente, los funcionarios estadounidenses explicaron que no podían convencer a las empresas estadounidenses para que firmen el plan original y, en ausencia de ese apoyo, la aprobación del Senado del enfoque unificado sería imposible.

Los países del Marco Inclusivo decidieron diferir una decisión sobre las enmiendas de los Estados Unidos hasta después de que se acordó la arquitectura del pilar uno; sin embargo, el tiempo para tal acuerdo se está cerrando rápidamente ya que el plazo acordado para alcanzar el acuerdo entre los países es a fines de 2020.

Saint-Amans dijo que las multinacionales estadounidenses deberían dejar de intentar frustrar el acuerdo global buscando retrasos. 

Muchos países están preparados para imponer impuestos unilaterales a las empresas digitales si no se puede llegar a un acuerdo global, advirtió Saint-Amans, y señaló que tales propuestas han sido presentadas por Indonesia, Nigeria, India, Egipto, Francia, el Reino Unido, Austria, España, Italia y Turquía. Además, dijo que la crisis de COVID-19 ha tenido un impacto en el comercio internacional que puede disminuir la capacidad de Estados Unidos de amenazar las represalias comerciales de la sección 301 si los países adoptan medidas unilaterales.

Otro impedimento para un acuerdo, dijo Saint-Amans, es que algunos países ahora quieren la reasignación del pilar uno de los derechos tributarios limitados a las compañías digitales, en contra de la posición de Estados Unidos y China.

Saint-Amans dijo que algunos países no están de acuerdo con aquellos que afirman que la economía digital no puede ser protegida. Argumentan que la pandemia de COVID-19 revela una cerca natural porque las tiendas principales de la calle están cerradas mientras que las empresas digitales están abiertas y entregan productos a sus clientes.

Saint-Amans dijo que llegar a un acuerdo sobre el primer pilar en la reunión del Marco Inclusivo de octubre puede no ser posible. “Veremos que octubre es realista o si se necesita más tiempo”, dijo. Aun así, dijo que como resultado de esa reunión, “sería muy esperado tener algo tangible en digital”.

Saint-Amans dijo que los países pueden recurrir a impuestos adicionales a través del pilar dos para financiar el aumento masivo en el gasto de COVID-19. Dijo que debido a estos problemas presupuestarios, los países también son mucho menos propensos a tolerar a las multinacionales que ubican ganancias en jurisdicciones de bajos impuestos.

Según Saint-Amans, “[t] aquí hay una oportunidad justa de ver algo muy significativo en octubre en el pilar dos”, siempre y cuando los países acuerden aplicar las normas GILTI de Estados Unidos, lo que se espera.

Solo China y los paraísos fiscales tienen preocupaciones con el pilar dos, dijo Saint-Amans. Agregó que depende de los paraísos fiscales si quieren ser parte del proceso o si quieren ser un objetivo.

Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.